; ;

LA VIDA NOS ENSEÑA QUE NO HAY EMPRESAS IMPOSIBLES Y DERRUMBA CON EL NUEVO DÍA HASTA EL MÁS CARO DE NUESTROS PRECONCEPTOS
 

Por Leo García

El Amor y la Pareja

En esta oportunidad voy a transcribirles parte de una conferencia de 2011 realizada por Joan Garriga Bacardí sobre El Amor y la Pareja. Garriga es psicólogo, escritor, Director del Instituto Gestalt de Barcelona y facilitador en Constelaciones Familiares.

Cuenta que un Maestro Hindú llamado Swamiji Prajnanpa afirma que en la pareja para que el amor funcione deben existir cinco requisitos, los cuales relata a continuación:

-“Que sea fácil!!

Que fluya con facilidad, cuando esto es así, uno más uno, suman más que dos, estando los integrantes vitales y con crecimientos personales. Cuando esto no es así, uno más uno, suman menos que dos y cuando esto sucede, las personas se desgastan, se desvitalizan, el precio es muy alto, los integrantes se desvitalizan estando en pareja.

¿Qué hace que la relación sea fácil o difícil? – Lo que es difícil son las grandes emociones, las grandes turbulencias emocionales y gran parte de estas pertenecen a los niños, es decir, muchas veces encontramos en la pareja niños esperando que la pareja sea el padre o la madre y esto lo hace difícil. La pareja es un encuentro entre adultos y la pareja es de cierta manera el pasaporte del cual nos despedimos de la infancia. Para esto es primordial que estemos en paz con Papá y con Mamá e integrar lo vivido, tomar lo bueno y lo malo de ellos, porque cuando no lo tomamos, lo reclamamos a la pareja o a los hijos y esto hace que no sea fácil.

Que se trate de dos naturalezas no muy distintas!!  

Existen códigos de culturales, lealtades de pertenencia que son muy distintos y esto hace que exista una gran exigencia de crecimiento.  Primero deberíamos poder comprender, segundo tolerar y tercero amar y dar un buen lugar a las propias maneras del otro.  Las naturalezas incompatibles se pueden trabajar  y salir adelante, solo que precisan más esfuerzo, más conocimiento y más comprensión. 

Que se trate de verdaderos compañeros!!

La relación de pareja se trata de hacerse compañía, que se acompañen en la vida, en la salud y en la enfermedad, en lo bueno y en lo malo, en el andar en la vida, esto hace sentir un descanso, descansa al alma, sentir que uno va caminando y al otro lado hay alguien con quien compartirlo. Todos precisamos un otro, que en algún momento tome nuestros miedos, nuestras inseguridades y tomar su inseguridad a su vez, como también precisamos a un compañero para festejar, para expandirnos, para disfrutar.

 

Que se confíe plenamente en el otro!!

Cuando se llega a un punto que no hay vuelta atrás, es porque se instauro la desconfianza en vez de la confianza.  No hay que confundir la confianza con el control,  la confianza consiste en estar convencido de que el otro cumplirá su compromiso y que velara por la pareja, entendiendo en que no podemos entrar en una relación de pareja sin saber que en algún momento podemos ser heridos.

El deseo espontáneo de que el otro este feliz!!

Aquí el acento está en la palabra espontáneo, refiere al deseo natural, a la voluntad de entregarle todo al otro, dejando caprichos infantiles de lado. Para esto hay que tener un logro, un desarrollo, una evolución. Es decirle al otro ¡te quiero a ti y lo que a ti te mueve y te dirige, sea adonde sea que te lleve, aun cuando te lleve a un lugar que no esta tan bueno para mí, pero te amo a ti!”

Además explica que:

“Las Parejas que se perpetúan, son las que se dan reconocimiento todo el tiempo,  esto quiere decir, te veo, te sonrió, valoro lo que haces, escucho lo que me estás diciendo, se toman en cuenta, no se dan por supuestos, cuando observamos  a una pareja, en realidad observamos una imagen que nos hicimos de ella, quizás desde muchos años atrás y nos olvidamos de actualizarnos. Así que muchas veces ya no nos relacionamos con esa pareja, si no con la imagen que hemos ido fabricando de la pareja que estamos observando.  Nos olvidamos de actualizarnos, pero las parejas que se perpetúan, son las que se miran ahora y se ven, las que se actualizan, las parejas que siguen son las que se dan reconocimiento y se dicen, si te reconozco, te veo, te correspondo, con mi mirada, con mis gestos y tienen un intercambio rico, lo cual no quiere decir que te compre un auto ni una casa, si no que te sonrío, te digo algo, te devuelvo una mirada, es decir, las parejas que persisten son las que se pasan diciendo ¡Te veo, estas aquí y te tomo en cuenta, me importas y también lo recibo de ti!”

 

Del Amor a la Salud

Toda enfermedad está basada en un aspecto que no podemos manejar, que es un aspecto mental y por lo tanto un aspecto emocional, toda enfermedad tiene un soporte emocional, cualquiera sea el síntoma, un dolor de cabeza, una gripe, artrosis, lo que sea, hasta la falta de audición o de visión, en realidad esto nos está indicando de que algo está mal, en medicina Psicosomática se le denomina a esto “Un Conflicto” y no siempre es el mismo conflicto, una Miopía no es igual que un Glaucoma, todos tenemos distintos conflictos y por ende distintos síntomas. En realidad somos una sumatoria de conflictos no resueltos y por eso lo llevamos en nuestro cuerpo.

      

                                                                                               
Cuando el conflicto se manifiesta como un síntoma, lo hace en fase aguda, quiere decir esto, que hace ya mucho tiempo que no hemos resuelto ese conflicto, es decir, lo podemos atender o dejarlo, echarlo a un costado y vivir con él, dejar que transcurra el tiempo, que algo se lo lleve. A esto se le denomina “Somatizar el Conflicto”, transformar algo inmaterial en algo corporal, corporalizar, vivir un conflicto.

Expliquemos ahora a que le llamamos un conflicto, “todo conflicto se considera una falta de amor”… Un conflicto es una disociación entre afectos y sentimientos,  un choque entre dos fuerzas,  entre lo que es y lo que debía ser, un choque entre lo que soy y lo que no debí haber sido, entre lo que hice y lo que no debí haber hecho, “Un choque entre lo que pienso y lo que siento”, en definitiva, todo conflicto es un engaño, una ilusión… Bastaría que,  pensara y sintiera lo mismo para que el conflicto desapareciera. Hacer lo que deberíamos haber hecho… Dejarnos de castigar por lo no resuelto….pero no es tan sencillo de darnos cuenta por nosotros solos…    

Lo que si podemos hacer por nosotros es “Amarnos a nosotros mismos”, el conflicto se sostiene, se sustenta,  porque el amor no fluye por nosotros”, el Amor debe fluir a través de las miradas, a través de los sentimientos, en pensamiento, en el Todo…  El Amor es la energía más pura y limpia. Cuando el Amor fluye no te enfermas, o acaso no recuerdas cuando estabas enamorado, (Dios quiera que lo sigas estando).

Cuando nosotros nos aferramos a odios, culpas venganzas, el amor no fluye, por ende se corporaliza el conflicto, pero lo primero que hacemos es ir al Médico, para que solucione ese conflicto, un ejemplo, tenemos un conflicto en la visión, el Oftalmólogo  nos receta unos lentes y pensamos que el conflicto desapareció, pero no es así, esto es una prótesis, una sustitución,  una ilusión, vasta que nos saquemos los lentes para ver que el conflicto sigue estando… “No será que no estamos viendo algo, que debemos de   a-prender, (de agarrar)”

Bueno, pues bien, ¿Qué puedo hacer yo para poder cambiar esto? Si es que acaso no depende de mí, o no lo puedo ver… ¿Qué debo hacer? Si dijimos que el conflicto surge por una falta de Amor, pero por ahora,  no se venden gotitas de Amor, ósea que cada uno de nosotros nos debemos de hacer cargo de nuestras emociones,  en realidad lo que debemos controlar son nuestros pensamientos,  la sucesión de pensamientos, por más que sea un mal de amores y se manifieste en el corazón a través de angustias y opresión en el pecho y vallamos al Médico y nos mande estudios  y análisis y resulta que no tenemos nada, pero el dolor sigue estando, porque el causante de todo estos son los pensamientos,  pensamientos de miedo, de desconfianza, lo que dijo!!, lo que hizo!! Un Pensamiento de desconfianza va unida a una emoción de miedo, un pensamiento fallo, de que yo falle en algo, va unida a una emoción de culpa. Siempre va la emoción pegada al pensamiento y lo que realmente hace daño es la emoción…

Aquí es donde las terapias complementarias nos ayudan y ganamos en salud. ¿Por qué? Veamos  un ejemplo, en una terapia de Reiki lo que el terapeuta armoniza es la Energía de la persona y si dijimos con anterioridad, que el Amor es la mayor Energía y que nos enfermamos, “porque el amor no fluye por nosotros”, al poder canalizar libremente esa energía, la más pura y limpia, por ende el resultado va a ser una vida en Armonía y en Salud para ti.

 --------------------------------------------------------------------------------------------------


Por Leo Garcia
 

 

La Filosofía del Dr. Bach. Concepto de Enfermedad.

 

En esta oportunidad les quiero comentar sobre las Flores de Bach y sobre Edward Bach y su filosofía. Bach nació el 24 de setiembre de 1886 en Moseley, un pueblo a cinco kilómetros de Birmingham, Inglaterra. Edward era un enamorado de la naturaleza: cuando sus compañeros de escuela se reunían para jugar a la pelota él prefería aislarse y rondar por las orillas del río, permaneciendo durante horas contemplando la corriente. Para él todas las cosas tenían un alma: las plantas, los pájaros, las hierbas, los troncos de los árboles. Todo parecía hablarle en un lenguaje sutil y misterioso, que sólo él podía entender. Se sentía tan próximo a todo lo creado que cualquier ser doliente de algún modo suscitaba en él una profunda compasión. A los seis años decidió: “seré médico”.

Su interés era aliviar el sufrimiento de los seres, por eso escogió la profesión de médico. A los 20 años, en 1906, ingresó a la Facultad de Medicina de Birmingham y egresó en 1912. Trabajó en el Hospital Universitario de Londres, donde recibió grandes títulos, como el de Patologista y se graduó en Salud Pública en 1914; de 1912 a 1930 se destacó como un gran médico científico e investigador.

Bach opinaba que cada ser humano es un mundo aparte. Y que lo que había que curar era al enfermo y no a la enfermedad. Por este motivo, unas medicinas eran eficaces para algunos pacientes e inútiles para otros.

Su trabajo como patólogo lo llevo a dividir a las bacterias responsables de las enfermedades en siete grupos y empezó a analizar las características comunes de las personas que necesitaban la misma vacuna. De ahí derivaron siete tipos psicológicos, siete perfiles humanos distintos. De esta Forma Bach descubrió que a cada enfermedad le correspondía un estado de ánimo, de lo que surgió la interrogante: ¿y si el estado de ánimo es el que provoca la enfermedad?

Su espíritu investigador no le permitía dejar nada sin intentar; buscó la causa de las enfermedades en las bacterias, en la alimentación, en las actitudes psicológicas de los pacientes. Pero interiormente sabía ya la respuesta que más tarde le confirmaría la experiencia: en la base de toda enfermedad hay un estado de ánimo negativo. Partiendo, pues, del estado de ánimo es preciso curar al paciente.

A partir de este momento comienza la labor de búsqueda y experimentación de las 38 esencias florales.

 

Bach postula la existencia de una polaridad básica entre dos instancias: Alma y Personalidad.

Alma: es lo permanente, lo inmortal, la energía esencial, lo trascendente. Personalidad: lo transitorio, lo mortal. Creada desde nuestro nacimiento. La meta del alma es alcanzar la perfección. Perfección equivale, a la  realización.

El camino para tal fin consiste en el recorrido de un proceso de evolución que finaliza al alcanzar la perfección.

Nuestra vida actual no es más que un momento en este proceso, "un día de colegio". El Hombre, para Bach, encarna para obtener conocimiento y experiencia y así corregir los defectos, errores o faltas que lo hacen imperfecto. Vivir es entonces una oportunidad de continuar avanzando. Y uno de los instrumentos con que cuenta el Hombre para hacer posible este crecimiento de su nivel de conciencia es la enfermedad.

 Las Verdades Fundamentales:

 a*El Hombre tiene un alma que es su ser real. Para Bach, es la esencia de lo que somos y su naturaleza "invencible e inmortal" es consecuencia de que ella es una "chispa del Todopoderoso". Otras denominaciones del alma, según Bach: "nuestro Ser Divino", "nuestro Ser Superior", "nuestro Ser Real".

b*Somos personalidades y existimos para lograr conocimiento y experiencia.

La personalidad es nuestra parte transitoria, la encarnadura que, entre incertidumbre y elección, nos sirve de sostén material en esta vida. Bach pensaba que esta circunstancia no era arbitraria o casual, ya que "el alma sabe qué entorno y qué circunstancia nos permitirán lograrlo mejor, y por lo tanto nos sitúa en esa rama de la vida más apropiada para nuestra meta".

a*Nuestra vida no es más que un momento en nuestra evolución.

Esta afirmación de Bach implica las ideas de karma y reencarnación. Así, cada "día de colegio" representa un punto de una línea espiralada cuyo principio y cuyo fin se encuentran muy lejanos.

a*El conflicto entre alma y personalidad es la causa de la enfermedad e infelicidad.

Esta idea la comparten Freud y Jung. Bach atribuye el motivo del nacimiento del conflicto a "cuando nuestras personalidades se desvían del camino trazado por el alma, o bien por nuestros deseos mundanos o por la persuasión de otros".

 Concepto de Enfermedad:

La enfermedad no es un mal a suprimir sino un beneficio a comprender.

Para Bach la enfermedad es beneficiosa.. El dolor, el sufrimiento, el malestar sirven de señales que nos indican la necesidad de aprender una lección "que de otro modo nos hubiera pasado desapercibida y que no puede erradicarse mientras que no se aprende la lección".

1La enfermedad es consecuencia de un conflicto.

La enfermedad es el fruto de un conflicto entre el alma y la personalidad, cuando esta última  "decide" tomar un camino diferente al trazado por el alma. También se puede presentar como la lucha entre la voluntad de transformación y la voluntad de conservación

Por lo tanto, el hombre vive en situación de conflicto.

1La enfermedad no es material en su origen.

Las enfermedades son defectos, como el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia. Detrás de cualquier síntoma físico o psíquico se encuentran algunos de estos defectos que son su causa subyacente.             

1En la enfermedad no hay nada accidental.

Para Bach, el modo y la manera en la cual una enfermedad se manifiesta, el órgano o la función que se afecta no deben verse como obra de la casualidad, sino de la causalidad. Todo síntoma contiene un significado que debe ser estudiado únicamente en el contexto de la vida de quien lo padece. No es recomendable generalizar. Es por esta razón que no existen florales específicos para determinados síntomas físicos.

1La enfermedad es la cura.

La enfermedad no es ni un mal ni un castigo que se nos impone, sino que es el estado necesario para corregir el defecto o error cometido. Error que nos aleja de nuestro camino de redención hacia nuestra alma.

 Cómo actúan las esencias florales.

Elevan nuestras vibraciones y abren nuestro canales para la recepción de nuestro "Ser Espiritual", quien tiene la virtud particular que necesitamos para hacer desaparecer de nosotros los defectos que nos dañan. El principio de Bach para la sanación es: "lo positivo desplaza a lo negativo".

Si tenemos una habitación a oscuras, encendiendo una luz podremos hacer que la oscuridad se disipe. No se trata de luchar contra la enfermedad.

                Según Bach existen 38 estados emocionales en el hombre, los cuales corresponden a los 38 estados negativos por los que puede pasar una persona a lo largo de su vida, existiendo también sus 38 correlaciones positivas. Las flores de Bach desarrollan estas últimas.

                A través del principio de transformación se trata, por ejemplo, el miedo desarrollando el coraje (se utiliza el principio positivo para contrarrestar el negativo).

                “El método perfecto no consiste  tanto en apartar la influencia perjudicial, sino mucho más en hacer propia una virtud que se le opone, pudiendo subsanar los errores a través de esas virtudes. esta es la ley de los opuestos, de lo positivo y de lo negativo.” 

Resumen extraído de (Curso de Flores de Bach. Escuela de Terapias Complementarias). Docente Alvaro Wurt.



¿Que es el Reiki?

 

 

Reiki es la Energía Universal, que proporciona vida y puede ser utilizado para todo tipo de fines positivos. Desde la física cuántica, a través de las investigaciones sobre el átomo y la energía nuclear, demuestra que el nivel más ínfimo, la materia es al mismo tiempo energía.

El mundo material esta dividido en partículas cada vez mas pequeñas y al final lo que encontramos son ondas de energía que le dan energía a los átomos que son los cuantos. La energía procede de la materia, así como las emociones y los pensamientos preceden la acción. Con la fórmula de Albert Einstein (E=m.c2) quedó probado que materia y energía son intercambiables. Desde los tiempos de las medicinas china, tibetana e india e incluso alquimista medieval, ya existían técnicas que nos demuestran que la materia efectivamente se transforma y puede ser moldeada con la intervención de una energía mayor, la energía Reiki nutre nuestros cuerpos, órganos y células y regula las funciones vitales, cuando se interrumpe la circulación de esa energía ocurre la disfunción en los órganos y tejidos de nuestro cuerpo. Por excesos físicos, emocionales y mentales, liberamos energías y esas liberaciones generan nudos energéticos que interrumpen el flujo de la energía, lo que trae como consecuencia el incorrecto funcionamiento de órganos y glándulas; las manos del terapeuta emiten vibraciones que desatan esos nudos perjudiciales. De ese modo llegamos a intervenir efectivamente en la materia, en otros campos de energía y en la conciencia, lo que conduce a un estado de bienestar, plenitud, armonía y equilibrio. Para transmitir la energía no es necesario ver la energía o concentrarse en ella, ni trasmitirle la propia energía, lo que se trasmite es la Energía Universal, a través del terapeuta que funciona como un canal de sanación. La Energía de Reiki armoniza y equilibra. Si hay demasiada energía en un área o si no hay suficiente, esta área se encuentra en desequilibrio y cuando faltan el equilibrio y la armonía, existe un potencial para contraer enfermedades. En estado de equilibrio el individuo experimenta un potencial de curación. Durante el tratamiento de Reiki se va abriendo el camino hacia las áreas causantes del desequilibrio. Reiki incide en varios niveles de los seres vivos. Los aspectos físicos, mentales, emocionales y espirituales se ven potenciados gracias a la energía de Reiki.

La sanación del paciente NO DEPENDE DEL TERAPEUTA, sino de los propios procesos emocionales, espirituales y del aprendizaje del paciente. Además de la apertura que tenga hacia la energía Reiki, para permitir su ingreso y equilibrio.

Principales características:

Cualquier persona que reciba la Iniciación puede trasmitir la Energía Reiki. No es necesario contar con un entrenamiento o capacitación previa. Todos pueden aprender esta técnica (edad, creencias religiosas, profesión, etc). Es para cualquier persona. Una vez que se obtiene la iniciación no se pierde nunca la capacidad de ser un canal de energía, aunque la persona no la utilice durante mucho tiempo. Esta capacidad es para toda la vida. El practicante no será afectado por la energía “negativa” de la persona a quien trasmite Reiki, ya que recibe una protección especial en su iniciación. El practicante no dará su energía, sino que es un canal de la Energía de Reiki. No tiene contraindicaciones y se adapta a otras técnicas de sanación (acupuntura, digitopuntura, masaje, reflexología, etc). Acompaña y favorece los tratamientos de medicina tradicional. Y es aplicable a todo; personas, animales, plantas, artefactos, ambientes, lugares, alimentos, remedios etc.

¿Que nos aporta Reiki en nuestro día a día?

Nos aporta una poderosa herramienta para afrontar el diario vivir, en el trabajo, en el hogar, etc.

Una herramienta que nos proporcionará un estado de armonía y bienestar que repercutirá directamente en nuestro estado de ánimo, en nuestra salud y que luego influirá positivamente en nuestro entorno. Nos dará “un aire fresco” para enfrentar los problemas diarios; ante los cuales podremos actuar más calmos y con un mayor entendimiento, llevándonos a un rico crecimiento a nivel personal y colectivo.

Un Camino

Reiki además nos plantea una línea a seguir, un camino a tomar, un sendero adornado de valores, donde sus enseñanzas se expresan en tu vida cotidiana y sencilla, a través de la práctica de los cinco principios diarios del Dr. Usui.


Auspicia este espacio




 





Comentarios hacia esta página:
Comentado por ana díaz( diascostoffgmail ), 19-03-2012, 20:01 (UTC):
me parece genial que exista un espacio donde se informe sobre terapias alternativas a todo el público,es momento que tomemos conciencia de la importancia de la energía del amor



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

Directores:
Raúl Ferreira
Matías Tejera
Codirector:
Carlos Mecol
Deportes:
Mauricio Sanchez
Dibujante:
Camilo Espino
Imprenta CIDESOL SA.

Suscribite

Comuníquese con
Matías Tejera
al Cel 094 430616
tel.: 43992008


Nuestro

Pensar San Jacinto

Fotos y Comentarios
MARKETING Y PUBLICIDAD

MATÍAS TEJERA
CEL.: 094430616
Hoy habia 1 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=